Todo lo que necesitas saber sobre los rodapiés

¿Estás buscando decoradores de interiores en Málaga? Sin duda es la forma más segura de obtener una decoración que nos agrade y que esté en armonía con toda la vivienda. Depositar nuestra confianza en profesionales es siempre una gran opción.

Hoy vamos a hablar sobre uno de los elementos que cobran gran importancia en la decoración y que suelen pasar desapercibidos a la hora de planificar una reforma: los rodapiés o los zócalos. Vamos a comentarte para qué sirven y cuáles son los tipos más comunes.

¿Para qué sirven?

Se puede decir que los rodapiés tienen una triple función. La primera es proteger el revestimiento de la pared contra la humedad, tanto por posibles fugas de agua u otros líquidos como por el contacto de la fregona a la hora de limpiar el suelo. La segunda función es dar un mejor acabado entre la pared y el suelo. Y, por último, la tercera función es estética, ya que se comporta como un marco en el que se puede destacar tanto el suelo como la pared.

Tipos de rodapié

Existen tres tipos principales de rodapié: los convencionales, los empotrados y los invertidos.

  • El convencional es el tipo más común y más utilizado ya que es el más sencillo de instalar y el más barato. El zócalo en este caso se superpone a la pared, sobresaliendo de la misma.
  • El rodapié empotrado está completamente al ras de la pared y no sobresale.
  • Los rodapiés invertidos van en el interior de la pared, creando un efecto de cuña entre el suelo y la pared.


Suscribete a nuestra Newsletter